3 agosto, 2017 Equipo Noguerol

EL TRIBUNAL SUPREMO OBLIGA A LOS BANCOS A PAGAR LAS COSTAS POR LAS CLÁUSULAS SUELO ABUSIVAS

La Sala Primera del Tribunal Supremo (TS), en sentencia de 4 de julio de 2017, se ha pronunciado sobre la imposición de costas de las instancias anteriores, estableciendo como criterio general que el banco condenado por cláusulas abusivas pague las costas judiciales de todo el proceso.

El Ponente, Francisco Marín Castán, argumenta que si el consumidor, a pesar de ganar el litigio, tuviera que pagar sus gastos en las primeras instancias se produciría un efecto disuasorio.

El Alto Tribunal, ha estimado con esta sentencia el recurso de casación interpuesto por un particular contra Caixabank, con la consiguiente obligación de restitución de la totalidad de las cantidades cobradas de más en virtud de la cláusula suelo declarada nula, con completo efecto retroactivo, tras ajustar la sala su doctrina a la del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)

clausulasAbusivas

La decisión del TJUE, concedió, el pasado diciembre, la plena retroactividad a todos quienes suscribieron un contrato hipotecario con una cláusula suelo declarada nula por abusiva. Esto abría una nueva vía a los perjudicados para que solicitaran el reintegro de las cantidades que habían abonado de más de forma indebida. Esta decisión del TJUE, de 21 de diciembre de 2016, se funda en el derecho de los consumidores a no estar vinculados por una cláusula abusiva.

En la sentencia de 4 de julio, la Sala “considera que el criterio más ajustado al principio de no vinculación del consumidor a las cláusulas abusivas y al principio de efectividad del Derecho de la Unión es que las costas de las instancias en casos similares al presente se impongan al banco demandado“.

Por otra parte, la norma general en la imposición de costas es el principio de vencimiento, de modo que la no imposición de costas al banco demandado supondría en este caso la aplicación de una salvedad a dicho principio en perjuicio del consumidor. Si el consumidor, a pesar de vencer el litigio, tuviera que pagar sus gastos en las instancias, se produciría un efecto disuasorio inverso.

Así lo reconoce la sala, que explica ese efecto disuasorio inverso de la siguiente manera: “se produciría un efecto disuasorio inverso, no para que los bancos dejaran de incluir las cláusulas suelo en los préstamos hipotecarios sino para que los consumidores no promovieran litigios por cantidades moderadas”.

La sentencia, cuenta con el voto particular de tres magistrados, fundado en el cambio sobrevenido de jurisprudencia y en que hasta entonces había “serias dudas” sobre el alcance temporal de la devolución de las cláusulas suelo. Inicialmente, el TS estableció que no había que devolver lo pagado antes de su sentencia declarando nulas las cláusulas, pero el TJUE ordenó que se devolviera todo lo pagado desde el inicio del contrato.

Además, los tres magistrados que dictaron el voto particular, descartan que la entidad cayera en la “desidia” que le reprochan el resto de jueces en tanto que esperó, “como es lógico”, a que la sala se pronunciara acerca del recurso y dejara sin efecto la sentencia previa “para dar inmediato cumplimiento y devolver las cantidades correspondientes”. Razones por las que, concluyen, existen “serias dudas de derecho” que sirvan para avalar esta condena adicional, extensible al resto de bancos que comercializaron hipotecas bajo tal clausulado.

costasprocesales

En el caso concreto estudiado, el juez acordó inicialmente que el banco devolviera todo lo cobrado. Caixabank apeló y logró que se aplicara el criterio del Supremo entonces vigente de devolver sólo lo posterior a 2013. En esa segunda instancia el usuario tuvo que hacer frente a sus gastos en el proceso, porque no hubo condena en costas. Con la decisión del Supremo, es el banco el que afrontará las costas de ese recurso de apelación.

Por Miguel Á. Cantos